Severalia Severalia Música
20 Octubre 2017
 
 
La Cesta está vacía

¿Desea recibir novedades?

Subscríbase

Musica DVD's Libros Partituras  
CATALOGO     |     ESTILOS     |     NOVEDADES     |     OFERTAS

RARA AVIS
JUAN MANUEL RUIZ PARDO (GUITARRA)



Arpeado. Rara Avis. Cliana morena. Pre & Postludio. Tanguillo de Maguisa. B. C. Reel. Billy Jean. Instinto arácnido. Portonovo. Guitarríssimo. Sky. Murcia on my mind. Splendour in the blue grass. Winged she goes.

 

GUITARRA CON ALAS

En Rara avis JUAN MANUEL RUIZ PARDO ha tejido catorce temas con madejas bien seleccionadas, de las que no se deshilachan tan fácilmente. Esa envidiable solidez que le permite tantear varios territorios sonoros, incluso los más intimistas, con un hilo conductor de sosiego aparente, sin perder de vista ni un suspiro de escrupulosa técnica. Es la arquitectura clásica de JMRP la que, en parte, sostiene con firmeza la estructura de Rara avis, que no renuncia a su vertiente académica, a la laureada trayectoria del guitarrista en Europa, pero tampoco a su temperamento cálido y mediterráneo. Esta corriente luminosa que podría venir directamente de un amanecer sobre el mar, con toda esa fuerza prometedora, se proyecta a través de todo el álbum, como un acuerdo tácito de equilibrio y oxígeno positivo. Una música fresca que llena los pulmones.

 

Dentro del tono limpio y sereno que impone la acústica de JMRP, cada una de las piezas cuenta una historia diferente, algunas insospechadas. Una de las gemas de este disco es, al fin y al cabo, la valentía para adentrarse en diversos continentes, distintos estados de ánimo; y esa exploración solo se logra con un aplomo de artificiero.

 

Esa pista que nos da JMRP con el tema principal del tracklist, esa rara ave que da nombre al disco, plantea una declaración de personalidad, el sello de la casa. Una nítida balada que encuentra sentido en la serenidad, no en el desvarío, en esa aparente sencillez que produce tanta paz, dentro de la complejidad que nos esconde el guitarrista con el auto-acompañamiento, dándose aliento a sí mismo allá en el fondo. Un alarde de naturalidad en el que persiste un virtuosismo de alto nivel. En este himno JMRP sabe hablar de amor sin pena, de dolor sin lástima. Con el punto justo de melancolía, anticipa esas alas que tiene el disco, esa virtud que te sitúa en la ingravidez de un vuelo sobre la playa, como lo deben sentir los flamencos salvajes que buscan el sur.

 

Tal vez parte del magnetismo de este paisaje musical sea la unión del elemento epidérmico y el trascendental en los mismos compases, como ocurre con Portonovo, esa optimista muñeira repleta de imágenes barrocas, con un brío moderno y una sonoridad acariciadora y danzante. Arpeado, con su melódico trasfondo aéreo y esa atmósfera rítmica envolvente en la que caben evocaciones orientales, cadencias medievales. B.C.Reel ahonda en esos aromas a través de una linda brevedad, una pequeña piedra preciosa de lo más sugerente. Tanguillo de Maguisa, con la fluidez del toque nítido de Juan Manuel, puro sur arrebatador, eufórico y luminoso. El sabor "oeste" de Splendor in the bluegrass con guiños al metal del banjo, vigoroso y sensible a la vez, dinámico con sus cambios rítmicos. Esa introspección de Murcia on my mind, llena de madurez y armonía, con su expresividad casi folk que revela un elocuente mundo interior. Instinto arácnido, melodía con sabor a blues sureño, y esa capacidad de atrapar en la tela rítmica que va creciendo alrededor. La más dinámica, Sky, con cierto aroma groove, sin abandonar el equilibrio y la autenticidad marca de la casa. Insólita la versión de Billie Jean, más por el sorprendente hallazgo lírico en el famoso icono pop, cuyos nuevos arreglos, escogidos con gran gusto, dejan una agradable bruma rítmica y cadenciosa. Guitarríssimo rinde homenaje a la expresividad de las cuerdas, con su sonoridad etérea pero tan pegada a las raíces flamencas y folk. Contiene pasajes que van de lo sutil al ardor contenido. Pre & postludio me parece una de las más libres, con la pulsión de esas tardes inquietas, de alma removida, cuando las manos del guitarrista virtuoso dicen lo que quieren contar, y en la confesión se permite altibajos y algún desgarro. Si la dicha fuera una melodía sería Cliana morena, la bajada de un río, una carrera por un prado, cualquier cosa iluminada por el sol podría ser esta tonada con un delicioso punto naíf y esa euforia de ánimo que va elevando la agilidad de las notas. Tan diferente de Winged she goes, la balada que se pega a la piel y hurga en las emociones con sus descensos casi al silencio. Todo Rara avis parece unido por el hilo invisible de un equilibrio lleno de matices e historias  condensadas, como un océano personal metido dentro de una botella. (Alexia Salas)

 

JUAN MANUEL RUIZ PARDO

Su versatilidad como instrumentista le permite trascender los límites del guitarrista clásico convencional e incorporar a sus actuaciones recursos compositivos e interpretativos propios de lenguajes como el flamenco, jazz, folk o rock, así como versiones "imposibles" para guitarra sola de los más variados estilos. Buena prueba de ello son sus proyectos paralelos más recientes: "The Ladywriters" (música de Mark Knopfler), con los que lleva tres años actuando ininterrumpidamente; "Lo Mejor del Último de la Fila", junto a Juan Carlos García y Antonio Fidel; o los compartidos con el guitarrista flamenco Carlos Piñana.

 

"Rara avis" es su segundo CD tras "Chopin para Guitarra". En él, cristalizan todas sus influencias y se nos presenta como un virtuoso guitarrista-compositor de difícil clasificación.

 

 

COMENTARIOS SOBRE JUAN MANUEL RUIZ PARDO y "RARA AVIS":

 

El aliento de cualquier músico creativo es mirar siempre hacia adelante, al menos esa es la filosofía que aplicó con evidentes frutos Miles Davis. Es una suerte que, con el mismo pálpito, Juan Manuel Ruiz Pardo haya reflejado en sus nuevas composiciones toda una celebración de madurez, como si hubiera horneado este álbum, adulto y reflexivo, en lugar de una tarta de azúcar con velas de cumpleaños. Todo ello unido a la juventud de este músico murciano, lo cual nos da otras dos alegrías: la certeza de este momento de plenitud creativa, en la que se sospechan todas sus vivencias y ecos escuchados desde diversas direcciones, y la promesa de una gran obra por venir. (Alexia Salas)

 

"La grabación, extraordinaria; el guitarrista, impecable, versátil, personal. Mi enhorabuena por este espléndido presente que todos los amantes de la buena música y la escucha atenta agradecerán"  (Chema Vílchez)

 

"Un guitarrista con mayúsculas, con una amplia y sólida formación académica pero que de alguna forma rompe los moldes de un músico clásico al uso. Se trata de un guitarrista inquieto, que compone su propia música. Sus temas desprenden un sonido fresco y con una naturalidad sorprendente. Cada uno de los temas que he escuchado te lleva a sitios diferentes, llenos de sugerencias, de aromas nuevos. Sin lugar a dudas, he conocido a Juanma por su música, una música que me hace seguir creyendo en la mágica realidad de una guitarra hecha de verdad". (Curro Piñana)

 

"Músico e intérprete de gran honestidad, su trabajo es ejemplo de imaginación y seriedad". (Guillermo González)

 

"Sin prejuicio alguno a la hora de flirtear con diferentes estilos, se permite el lujo de tocar lo que le parece bien, sin encuadrarse en un estilo en concreto sino en el suyo propio. No tiene nombre ese estilo. O sí. Eso para mí es igual. Considero que es un buen trabajo, pero sobre todo muy honesto. Cuidado con las transcripciones que hace Juanma de grandes obras pop (sí, pop, qué pasa; sí, grandes obras) como Bohemian Rhapsody o Billie Jean. En esta última pensaba que había hecho recording con 3 guitarras, o como poco 2. Cuando me dijo que era una una sola guitarra, sin trucos... Tuve que verlo, no podía ser eso. Pues sí, así era". (Chema Sáiz)

 

"Atrás parecen quedar, cosa de la que me alegro mucho, las manías y complejos propios del encopetado mundo académico. Aquí se trata de contar cosas, de reunir ideas, de tocar la guitarra. Muchos no sabréis que algunos de estos temas tienen algún tiempo, otros no tanto, otros cuarto y mitad... creo que no vais a poder descubrir su antigüedad por mucho carbono 14 que empleéis, porque en el fondo todo sale de un mismo saco atemporal que Juanma ha redondeado aquí con soltura en un disco que se escucha solo pero a la vez pesa. Y no puedo pasar por alto un detalle que a mí me ha dejado la mandíbula en el regazo: La versión de Billie Jean (y esto lo he visto con mis ojos) está hecha enteramente con una sola guitarra y dos manos, cada una de ellas dotada de un número de dedos no superior -ni tampoco inferior- al homologado. En fin, esto es algo que los que no sois músicos a lo mejor no podéis comprender, pero los que sí tampoco. A escuchar y a disfrutar, que son dos días". (Juan Abarca)

CD: 10.85 €
Volver
Copyright 2017 - Severalia Música